Oval Zone, Tu nueva Zona NASCAR en Español

•26 marzo 2012 • Dejar un comentario

Imagen

NASCAR-EUROPE 2011

•2 febrero 2011 • 1 comentario

Nos Mudamos

•7 febrero 2010 • 1 comentario

Este año queremos crecer un poco, y ofrecer algo más a toos los aficionados a la NASCAR en Europa.

A partir de ahora podreis informaros de toda la actualidad de la NASCAR en nuestro nuevo sitio:

www.nascar-europe.net

 

Os esperamos!!

Trabajando por un sueño. NASCAR Historia vol.2

•2 febrero 2010 • Dejar un comentario

Con el ex piloto Erwin “Cannonball” Baker encabezando la nueva organización, se celebró la primera carrera en la playa de Daytona. Utilizada hasta ese momento como pista de alta velocidad, donde se habían batido ya varios records de la época, se preparó un circuito oval, mitad tierra, mitad asfalto, en el que se dieron cita 14.000 espectadores. Las 150 millas de las que contaba la prueba fueron completadas en primer lugar por Red Byron, convirtiéndose así en el primer ganador de una carrera de la NASCAR.

El plan original de France era separar la competición en tres categorías, con coches completamente trucados (“Stock Car”), modificados (“Modified”) y descapotables (“Roadsters”). Pero poco tiempo después se dio cuenta de que lo que llevaba más gente a las carreras eran los “Stock Cars” y los “Modified“, por lo que la competición de “Roadsters” fue rápidamente descartada.

Tras la Guerra, los grandes fabricantes de transporte militar tuvieron que cambiar su producción, y comenzaron a fabricar automóviles. Bill France pensó que la gente querría comprar los mismos coches que veían ganar en las carreras de la NASCAR, y que en un primer momento la producción de nuevos modelos sería lenta, por lo que decidió que en su competición participaran Ford y Chevrolet de antes de los 40, y un puñado de Buick nuevos.

La temporada de 1948 estuvo compuesta por 52 pruebas en pistas de tierra para coches modificados, y fue ganada por el propio Red Byron, por delante de Teague, Raymond Parks, Buddy Shurman y Wayne Pritchett.
El año siguiente las cosas cambiaron drásticamente, ya que la categoría de “Stock Cars” sustituyó a la de vehículos modificados, con una primera carrera de exhibición en el mes de Febrero, cerca de Miami.

Con el objetivo de aliarse con un promotor de carreras de Carolina del Norte, France decidió organizar una carrera puntuable unicamente para “Stock Cars”, que se celebró en Junio de ese mismo año en Charlotte, Carolina del Norte. En una pista de tierra de ¾ de milla, se disputaron 200 vueltas para completar 150 millas. La carrera fue ganada por Glen Dunnaway en un Ford de 1947. Después de la carrera, tras la inspección del coche del vencedor, este era descalificado por no cumplir con la normativa, por lo que Jim Roper se hacía con la victoria, seguido en segunda posición por Fonty Flock, y por Red Byron, que era tercero.

Esa carrera de verano atrajo a 13.000 espectadores, muchos más de los esperados por la NASCAR, por lo que se promovieron otras 7 carreras de “Stock Car” ese mismo año: dos en Carolina del Norte, otras dos en Pennsylvania, una en Florida, una en New york y otra en Virginia. Byron ganó la competición ese año, seguido por Lee Petty y Bob Flock. 50 pilotos corrieron en al menos una carrera, y en cada una de ellas participaron entre 16 y 45, números suficientes para garantizar una continuidad.

En aquel instante, Bill France se dio cuenta que a su competición de “Stock Cars” le faltaba algo. Tanto la USAC Champ Car, con sus 500 millas de Indianapolis, como la NASCAR Modified, con su carrera de Febrero en la playa de Daytona Beach, tenían ambas sus citas emblemáticas, que era exactamente lo que faltaba en el campeonato de “Stock Car”.
En 1949, Harold Brasington, viejo conocido de France de su etapa como piloto, planeó la construcción un Speedway pavimentado de 1,25 millas, con forma ovalada y curvas muy peraltadas, en su ciudad natal, Darlington.

Su ilusión era albergar algún día una carrera de 500 millas.

Todo comenzo con la ley seca. NASCAR Historia vol.1

•31 enero 2010 • Dejar un comentario

Regresa el espectáculo. El próximo día 14 de Febrero, el Daytona International Speedway acogerá la disputa de la edición nº 52 de la gran carrera americana, la Daytona 500. Además de ser la prueba más importante del año, será la primera de la temporada 2010 de la NASCAR Sprint Cup.
En Nascar Europe iniciamos una serie de artículos previos, con el objetivo de ir calentando motores, y de aprender un poquito más sobre esta categoría, amada por muchos (sobre todo en América), y odiada por muchos otros (especialmente en Europa).

En el mes de Enero de 1919, el gobierno de los Estados Unidos de América introdujo en su constitución la decimoctava enmienda, que prohibía la fabricación, elaboración, distribución y venta de bebidas alcohólicas. La Ley Seca comenzó como un movimiento de la iglesia metodista ante la creencia de que el alcohol en exceso era un pecado, y ante la convicción de que era la causa de todos los males. Pero con su implantación, lo que logró fue generar un enorme mercado negro, en el que las mafias camparon a sus anchas.

Uno de los métodos utilizados por estos grupos mafiosos para distribuir su mercancía era la contratación de conductores, que modificaban sus coches para poder cargar más peso y esconder así el alcohol, transportándolo por carreteras secundarias para evitar a la policía.
Con el tiempo, estos contrabandistas se convirtieron en auténticos ases del volante, y comenzaron a reunirse entre ellos para competir y determinar quien era mejor piloto, y qué máquina era la más rápida y potente. Estas carreras se hacían en óvalos de tierra, y pronto se hicieron muy populares, atrayendo a numeroso público.

La abolición de la Ley Seca en 1933 logró “secar” a numerosos contrabandistas, pero para entonces, sobre todo en los estados del sur, esta manera de ganarse la vida estaba ya muy arraigada, y numerosos conductores continuaron con su “trabajo”, esta vez para evitar el control de las autoridades y evitar pagar impuestos.

Después de la segunda Guerra Mundial, la economía de Estados Unidos se encontraba en pleno desarrollo, y esa sensación de bonanza animaba a la gente a gastar mucho dinero en entretenimiento. Por esta razón, y gracias también al bajo coste del combustible, este tipo de carreras se extendieron rápidamente por todo el país, aunque organizadas de manera independiente unas de otras, por lo que cada carrera tenía sus propias normas, y los conocidos, como “Moonshiners” nunca competían dos veces siguiendo las mismas reglas.

A comienzos de 1947, Bill France Sr., originario de Washington DC y mudado a Florida en 1935 huyendo de la gran recesión, se dio cuenta del enorme potencial que tendría una organización unificada de organizadores de carreras, y anunció la creación de la “National Championship Stock Car Series”, también conocida por “NCSSC“.
France, involucrado en las carreras de coches modificados desde su participación en la celebrada en Daytona en 1936, en la que terminó quinto, esperaba obtener el apoyo económico necesario de la American Automobile Association (AAA), pero esta no le prestó la ayuda solicitada.

Pese a ello, Bill France siguió adelante con su proyecto, y anunció tanto la nueva normativa, como los premios que se iban a otorgar a los participantes. La temporada iba a comenzar en Enero de 1947 en la pista de Daytona Beach, y concluiría en Diciembre en Jacksonville, tras cerca de 40 eventos, aunque se presentaron solicitudes para organizar pruebas que no pudieron atenderse por falta de fechas. Los competidores fueron pagados como se les prometió, y al finalizar la temporada, Flonty Flock se proclamó campeón tras ganar 7 pruebas de las 24 en las que participó, llevándose los 1000$ de premio prometidos por France.

Al terminar la temporada de 1947, France organizó una serie de reuniones en el Hotel Streamline, en Daytona Beach, Florida, solicitando la presencia de 35 personas que representaban a la “NCSSC”. La primera de ellas se celebró el día 14 de Diciembre en la última planta del hotel, y fue el anticipo de las 4 reuniones en las que Bill France Sr. presentó su idea de una organización de pilotos de carreras.
La NASCAR fue fundada oficialmente por el señor William France Sr. el 21 de Febrero de 1948, con la ayuda de varios de los pilotos de la época.

Un nuevo deporte había nacido.

Jimmie Johnson hace historia.

•24 noviembre 2009 • 5 comentarios

Misión cumplida.
El piloto del Chevrolet nº 48 del equipo Hendrick Motorsport, Jimmie Johnson, ha logrado el objetivo marcado allá por el lejano mes de Febrero en Daytona: lograr su cuarto titulo consecutivo. Nadie lo había hecho hasta ahora. Ni siquiera los más grandes. Tanto Richard Petty como Dale Earnhardt lograron 7 títulos cada uno, pero nunca 4 consecutivos. Ahora todos los aficionados a la NASCAR se preguntan cuanto tardará Johnson en batir a los 2 grandes, y también hasta donde podrá llegar el gran piloto californiano de 34 años.

A Johnson le valía terminar entre los 25 mejores en la Ford 400, última prueba del Chase for the Sprint Cup, que se disputaba en el Homestead-Miami Speedway. Al final, su sobrada quinta posición le permitía escribir su nombre con letras de oro en la historia de este deporte.

Consciente de la importancia de clasificar delante, para evitar posibles incidentes al rodar en tráfico, y para elegir un buen box, Johnson se hacía con la Pole Position en la sesión del viernes, tras pedir consejo a uno de los pilotos con más experiencia en la pista de Homestead: Tony Stewart.

La carrera se iniciaba liderada por el campeón, que tras mantener la posición en la primera vuelta se llevaba 5 puntos de bonificación. De esa manera se aseguraba el titulo terminando entre los 27 primeros, abriendo su margen 2 posiciones más.

Después de encabezar las 10 primeras vueltas, Marcos Ambrose, que había clasificado entre los primeros, se colocaba en primer lugar, aunque 3 vueltas más tarde sufría un pinchazo tras rozar el muro, y cedía su plaza de nuevo a Johnson.

El primer tramo de carrera transcurrió sin incidentes, alternándose en cabeza Tony Stewart y Kevin Harvick, pasando todos los participantes por el pit lane para hacer el primer repostaje bajo bandera verde.

Los problemas para Marcos Ambrose se iban a reproducir, sufriendo un trompo en la curva 4, y provocando la primera neutralización de la prueba en la vuelta 81.

La carrera se reanudaba 5 vueltas después con Tony Stewart aún en cabeza, aunque iba a ceder la plaza ante el empuje de Kevin Harvick, muy activo en las primeras posiciones.
El que no era capaz de rodar en posiciones adelantadas era Mark Martin, único piloto que podía arrebatar el título a Johnson, y en ningún momento daba la impresión de poder inquietar a “Superman”.

Tras 2 interrupciones provocadas por John Andretti primero, y Marcos Ambrose después, ambos por golpear el muro, llegaba el primer asalto de la pelea entre Tony Stewart y Juan Pablo Montoya.
En la vuelta 115, el Chevrolet nº 42 del colombiano golpeaba por detrás al nº 14 de Stewart, y en la siguiente, este le devolvía el favor, golpeándose ambos lateralmente.
El contacto provocaba que Montoya sufriera un pinchazo, y se fuera contra el muro pocos metros después. Los daños en el Chevy nº 42 obligaban al colombiano a retirarse a su garaje para hacer reparaciones, perdiendo 28 vueltas respecto a la cabeza.

En la entrada al pit lane durante la misma neutralización, un choque en cadena dejaba a Elliot Sadler fuera de carrera, al destrozar el frontal de su Dodge tras golpear la parte trasera del 43 de Reed Sorenson.

Kevin Harvick volvía a liderar la prueba al llegar a su ecuador, momento en el que Kurt Busch hacía su aparición y se colocaba primero.

Mientras, Juan Pablo Montoya había vuelto a pista. Poco después, en la vuelta 155, volvía a golpear a Tony Stewart por detrás, provocando que perdiese el control del coche, y enviándolo contra el muro interior. Segundos antes, la NASCAR había advertido a ambos pilotos que su incidente anterior debía estar solucionado, algo que Montoya no debió de oír. Los comisarios le enseñaban bandera negra, y era penalizado con 2 vueltas, con la advertencia de que si volvía a golpear a algún otro piloto, su temporada se habría terminado.

Por delante, Denny Hamlin se había encaramado a la primera posición, demostrando ser uno de los candidatos a la victoria. Tras ceder la plaza a Kurt Busch primero, y a su hermano Kyle después, Hamlin recuperaba el mando de la prueba después del último reinicio, en la vuelta 223, y aguantaba la posición hasta cruzar la meta en primer lugar, obteniendo su cuarta victoria de la temporada, y ganando 3 posiciones en la clasificación general final.

En segunda posición terminaba Jeff Burton, seguido por Kevin Harvick y Kurt Busch.

En quinta posición, Jimmie Johnson veía la última bandera a cuadros de la temporada, y se convertía en el primer piloto de la historia en ganar 4 títulos consecutivos.

Con fuegos artificiales y una gran ovación del público de fondo, Johnson levantaba la Copa Sprint, rodeado de todo su equipo. La única ausencia era la de Rick Hendrick, que no estaba presente Homestead.

– “La verdad es que hacer lo que no se había hecho hasta ahora en este deporte – amándolo como lo amo y respetándolo como lo respeto – hacer algo que no habían hecho Petty, Earnhardt, Gordon…es magnífico. Ganar 4 campeonatos en 8 años, lo que ha hecho este equipo. No se por donde empezar. Es increíble.”

La competición se despide hasta el comienzo de la temporada 2010, el segundo fin de semana de Febrero en el Daytona International Speedway.

Clasificación Final:
1º – (—) Jimmie Johnson: 6652
2º – (—) Mark Martin: 6511
3º – (—) Jeff Gordon: 6473
4º – (—) Kurt Busch: 6446
5º – (+3) Denny Hamlin: 6335
6º – (-1) Tony Stewart: 6309
7º – (—) Greg Biffle: 6292
8º – (-2) J.P. Montoya: 6252
9º – (—) Ryan Newman: 6175
10º – (—) Kasey Khane: 6128
11º – (—) Carl Edwards: 6118
12º – (—) Brian Vickers: 5929

Kyle Busch campeón de la Nationwide series.

•23 noviembre 2009 • Dejar un comentario

El piloto del Toyota nº 18 de Joe Gibbs Racing, Kyle Busch, culminó el sábado su espectacular temporada haciéndose con el titulo de la NASCAR Nationwide Series a lo grande, llevándose también la victoria en la Ford 300, disputada en el Homestead-Miami Speedway.

Tras firmar su participación y colocar su coche en la parrilla de salida, Busch se aseguraba el primer titulo de su carrera deportiva en la NASCAR. Pero lejos de conformarse, y fiel al carácter que lo identifica, el piloto de Las Vegas cruzaba la meta en la primera posición 200 vueltas más tarde, logrando su novena victoria de la temporada, y la trigésima de su carrera.

– “Ha sido una carrera dura” – decía el vencedor. – “No teníamos el mejor coche aquí desde hacía tiempo. Los chicos han hecho un gran trabajo, y por eso somos un equipo campeón.”

Dos giros después del reinicio de la vuelta 163, Kyle Busch adelantaba a Carl Edwards para colocarse en cabeza, y ya no iba a abandonar esa posición hasta el final.

El otro gran protagonista de la lucha por el titulo, terminaba la carrera en la misma posición en la que ha terminado el campeonato: segundo.

Tras reiniciar la carrera en octava posición, después del paso por boxes a cambiar neumáticos durante la última neutralización, Edwards remontaba hasta la segunda, pero se quedaba corto y no conseguía alcanzar al campeón.

Jeff Burton, Joey Logano y Denny Hamlin completaban las 5 primeras posiciones.

Precisamente Hamlin era protagonista, otra vez, junto a Brad Keselowski, de un nuevo capítulo de la lucha particular que les enfrenta desde hace varias carreras.

Después de prometer resarcirse la semana pasada, tras el incidente de Phoenix, Hamlin golpeaba al Chevrolet nº 88 de Keselowski entrando en la recta principal, y provocaba que este perdiese el control e hiciera varios trompos. Este incidente, ocurrido en la vuelta 34, era considerado por los comisarios como conducción agresiva, y Hamlin era penalizado con una vuelta, que recuperaba poco después en la siguiente bandera amarilla.

Por su parte, Brad Keselowski evitaba echar más leña al fuego, al no detenerse demasiado sobre el incidente en sus posteriores declaraciones . Al final, el joven piloto de JR Motorsports, ha terminado en una gran 3ª posición en la general, seguido por Jason Leffler y Mike Bliss.

La competición regresará el segundo fin de semana de Febrero del año que viene, en Daytona.