Reutimann gana gracias a la lluvia.

Sprint Cup SeriesDavid Reutimann ha sido el gran vencedor de la batalla que ha librado la Nascar contra los elementos este fin de semana, logrando la primera victoria de su carrera deportiva en la categoría reina, la Sprint Cup Series.

Después del All Star Race, de nuevo acudíamos al Lowe´s Motor Speedway de Charlotte, que esta vez acogía la prueba más larga del campeonato, la Coca Cola 600. Larga por su distancia (600 millas – 965,60 km), y a la postre también por su duración.

El inicio de la carrera, previsto para el domingo a las 6 de la tarde, tuvo que aplazarse al lunes, debido a la lluvia caída durante todo el fin de semana. Después de 2 horas de esfuerzos por secar la pista, los comisarios tomaban la decisión al volver a empeorar el tiempo y al tener la previsión de más chaparrones en las horas siguientes. Al contrario que otras veces, el aplazamiento no iba a suponer demasiado contratiempo, porque la mayor parte de los equipos participantes tienen su sede en Charlotte, y porque esta prueba ha coincidido con el fin de semana festivo del Memorial Day, así que una gran parte del público ha podido volver al circuito al día siguiente.

A las 12 del mediodía de un también lluvioso lunes, se ponía en marcha por fin la carrera, con el poleman Ryan Newman al frente, aunque seguido muy de cerca por el coche número 18 de Kyle Busch. El joven piloto de Las Vegas conseguía el liderato de la prueba en la tercera vuelta, posición que mantendría durante gran parte de la misma, demostrando que sigue en forma, y que este año es un serio candidato al título.

3632b

En la vuelta 40 ondeaba la bandera amarilla. Como sucede en estos casos, la Nascar se preocupa ante todo por la seguridad, y prevé una interrupción tras los primeros giros, para que los equipos puedan comprobar los reglajes de los coches y el desgaste de los neumáticos, debido a que no se pudo rodar en todo el fin de semana por el mal tiempo. Era la primera vez que los pilotos tenían permitido repostar, pese a que, antes de esta, ya se había detenido la carrera otras 2 veces, la primera por la lluvia, y la segunda por un accidente de Kevin Harvick, que se iba contra el muro después de pinchar su rueda delantera derecha en un roce con Sam Hornish Jr.

En este momento comenzaba a jugarse la partida de las estrategias, que al final iba a ser lo que decidiera el vencedor. Con las previsiones de continuas tormentas en la zona, lo importante para los pilotos era la posición en carrera, ya que se veía claro que ésta no se disputaría en su totalidad. Así lo entendía Jimmie Johnson, que se colocaba en primera posición al cambiar solamente 2 neumáticos, ganando varias posiciones en su entrada al pit lane.

En la vuelta 73 la carrera se paraba otra vez. La bandera que ondeaba esta vez era la roja, y los coches entraban en la línea de boxes al ponerse a llover de manera continuada. La interrupción duraba casi una hora, en la que coches y pilotos se ponían a cubierto.

Carl Edwards

En la reanudación, pilotos poco habituales se colocaban en las primeras posiciones. Brian Vickers o Juan Pablo Montoya rodaban muy rápido, aunque no eran capaces de arrebatar el liderato a Kyle Busch, al menos durante demasiado tiempo.

Después de 3 horas de carrera solamente se habían disputado 166 de las 400 vueltas totales, y una nueva caution iba a detener de nuevo la carrera. Al coincidir la misma en el Memorial Day, a las 3 se la tarde se guardaba un respetuoso minuto de silencio, con todos los coches parados en la línea de boxes y los miembros de los equipos de pie en un lateral de los mismos.

Una vez terminado el acto, Kyle Busch relanzaba otra vez el pelotón, con Kasey Khane y Jimmie Johnson tras el. Carl Edwards y Juan Pablo Montoya completaban las 5 primeras posiciones. No iba a haber cambios en el liderato en las vueltas siguientes, hasta que nuevamente se ponía a llover en la curva 2, cuando se llevaban disputadas 221 vueltas, y la bandera amarilla era de nuevo protagonista.

Este era el momento del desenlace final. Los líderes entraban a boxes a cambiar sus neumáticos, mientras que pilotos un poco más retrasados preferían quedarse en pista. De esta manera, David Reutimann se convertía en el nuevo líder, y después de 4 vueltas rodando tras el coche de seguridad bajo bandera amarilla, era guiado hacia el pit para detenerse la carrera completamente otra vez.Esta vez iba a ser la definitiva. 2 horas después, los oficiales tomaban la decisión de dar por finalizada la carrera, y Reutimann se proclamaba vencedor, por primera vez en su carrera deportiva en la máxima categoría.Una victoria agridulce, como siempre en estos casos, pero victoria al fin y al cabo.

David Reutimann

Jeff Gordon sigue encabezando la clasificación general, seguido por Tony Stewart a tan solo 44 puntos.La próxima prueba, el domingo siguiente en el circuito de Dover.

Clasificación Final:
1º – David Reutimann (Toyota)
2º – Ryan Newman (Chevrolet)
3º – Robby Gordon (Toyota)
……
13º – Jimmie Johnson (Chevrolet)
……
40º – Dale Earnhard Jr. (Chevrolet)

Fin de Entrada

Anuncios

~ por Mikel en 26 mayo 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: