Wild Thing

Sprint Cup SeriesFin de semana del 4 de Julio, Día de la Independencia en Estados Unidos. Desfiles, fuegos artificiales, y la tradicional cita estival en Daytona. ¿Podría añadirse algo más? Pues si, un final de carrera salvaje, al más puro estilo Nascar.

Llegábamos al Daytona International Speedway con la gran expectación generada por la nueva reglamentación en los reinicios, la doble fila estilo “Shootout”, con los líderes delante. Y es que en circuitos como este, esta nueva normativa añade más emoción y más lucha, sobre todo en las últimas vueltas.

Se cumplía el aniversario de la victoria número 200 de Richard Petty, “el Rey”, por lo que fue homenajeado. El veterano ex piloto tuvo el honor de rodar unas vueltas como “pace car”, con el coche rojo y azul número 43 que le dio tantos éxitos. Y su hijo, Kyle, fue el “Grand Marshal” que pronunció las famosas 4 palabras “Gentlemen, start your engines”.

The King in Daytona

Después de las celebraciones, se iniciaban las 160 vueltas de la Coke Zero 400, nuevamente con Tony Stewart en primera posición, debido a la suspensión de la sesión clasificatoria debido a la lluvia. En los primeros giros, se alternaban en cabeza Jeff Gordon, el líder del campeonato Tony Stewart, y Denny Hamlin, con el Toyota número 11.

4th oj July in Daytona

La primera bandera amarilla ondeaba en la vuelta 13, debido a un trompo de Mark Martin, que terminaba golpeando el muro interior con el morro del coche, y retirándose a las primeras de cambio. Mala suerte para el veterano piloto de Hendrick Motorsport, que con este mal resultado sale de las 12 primeras plazas que dan derecho a luchar por la copa Sprint.

Con el número 14 de Stewart todavía en cabeza, Casey Mears perdía el control de su Chevrolet, y causaba la segunda “caution” de la noche, en la vuelta 28.

A partir de ahí, Stewart iba a seguir dominando la prueba, alternándose en cabeza con Denny Hamlin, muy fuerte toda la noche, y luchando en las primeras plazas con pilotos como Jimmie Johnson y Kyle Busch.

Poco antes del ecuador de la prueba, en la vuelta 77, un pequeño empujón de Kasey Khane al coche de David Stremme en el medio del pelotón, provocaba un gran accidente en la recta de atrás, en el que se veían implicados 13 coches, entre los que se encontraban Clint Bowyer (ganador de la carrera de la Nationwide Series el día anterior), Dale Earnhardt Jr., que tras llevar su coche la garaje tuvo que retirarse, Jeff Gordon y Kevin Harvick.

Big One

La consiguiente parada en boxes a cambiar neumáticos y repostar, nos dejaba de nuevo a Tony Stewart en cabeza, seguido por Denny Hamlin, Kyle Busch y Carl Edwards, que buscaba su primera victoria de la temporada.

Después del nuevo reinicio, el Toyota de Hamlin volvía a colocarse en primera posición, y se mantendría en cabeza hasta la vuelta 108, momento en el que se producía una nueva interrupción de la carrera, debido a un incidente protagonizado por David Reutimann, que pinchaba un neumático y golpeaba el muro, dejando restos de goma en la pista.

Con Stewart de nuevo dominando, y tras 2 nuevas interrupciones, provocadas por un trompo de David Ragan primero, y por suciedad en la pista después, llegábamos a la última parte de la carrera con todo por decidir, y con varios pilotos con muchas opciones de cara a la victoria final.

Las últimas vueltas se presentaban muy emocionantes. Después de la séptima interrupción de la carrera, el reinicio, con tan solo 10 vueltas para el final elevaba la tensión en la pista.

Transcurridas tan solo 2 vueltas desde ese instante, Scott Speed perdía el control de su Red Bull/Toyota y se estrellaba contra el muro, neutralizando de nuevo la prueba durante varios giros.

La bandera verde ondeaba otra vez, con solo 4 vueltas para terminar. Tony Stewart seguía dominando, pero Kyle Busch rodaba amenazante detrás. Justo en la última vuelta, el Toyota número 18 conseguía ponerse líder por primera vez en toda la carrera, y se distanciaba unos metros, que iban a parecer suficientes para cruzar primero la línea de meta.

Tony & Kyle

Pero en la Nascar todo puede pasar. Y en Daytona más todavía. En la última curva, el ataque de Tony Stewart hacía que Kyle Busch cambiara su trayectoria para bloquearle, y el toque lo desestabilizaba y lo lanzaba brutalmente contra el muro, dejando el camino libre para una nueva victoria del equipo Stewart-Haas en su primera temporada. Detrás, el “big one” de la noche, con numerosos pilotos terminando la carrera involucrados en un gran accidente múltiple.

Otro final alucinante para una espectacular carrera, que deja a Tony Stewart afianzado en la primera posición de la clasificación general, seguido por Jeff Gordon y Jimmie Johnson. Mark Martin sale de los 12 primeros, entrando en la duodécima posición Kasey Khane. Otra buena actuación del colombiano Montoya, que acabó noveno, y que le permite ganar una posición en esa clasificación, situándose undécimo.

Wild Finish

Y veremos lo que depara esta semana este polémico final, ya que de momento el mayor perjudicado, Kyle Busch, apodado por los miembros de su equipo como “Wild Thing”, sigue sin hacer declaraciones despues de este final salvaje.

Clasificación Final:
1º – Tony Stewart (Chevrolet)
2º – Jimmie Johnson (Chevrolet)
3º – Denny Hamlin (Toyota)
……
6º – Marcos Ambrose (Toyota)
……
28º – Jeff Gordon (Chevrolet)

Fin de Entrada

Anuncios

~ por Mikel en 5 julio 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: