McMurray sobrevive al salvaje final de Talladega.

Chase LogoEl joven piloto del Ford nº 26 del equipo Roush Fenway Racing, Jamie McMurray, ha sido el afortunado ganador de la Amp Energy 500, séptima prueba del Chase for the Sprint Cup disputada el pasado domingo en el Talladega Superspeedway.

Nunca mejor dicho lo de afortunado, porque visto lo ocurrido en el salvaje final de carrera, con dos graves accidentes en las últimas 5 vueltas, cruzar la meta en primera posición era cuestión de suerte.

Esta cita del Chase había generado una gran expectación, ya que tras el dominio de Jimmie Johnson desde el comienzo del Play Off, la prueba de Talladega podía ser la oportunidad que los demás aspirantes al título esperaban para darle un giro a la clasificación.

Tanto sus compañeros de equipo, Mark Martin y Jeff Gordon, como Juan Pablo Montoya, Tony Stewart y Kurt Busch, estaban al acecho ante cualquier error del vigente campeón.

El fin de semana de Halloween se iniciaba con mal tiempo, lo que provocaba la suspensión tanto de la última sesión de entrenamientos libres, como de la sesión de clasificación del sábado. Como ya ha sucedido varias veces esta temporada, la lluvia daba la Pole Position al líder de la general, así que por cuarta vez este año, Jimmie Johnson tendría la responsabilidad de poner en marcha la prueba.

Durante las horas previas a la carrera, la NASCAR se reunía con los equipos y pilotos participantes, para recordarles varios puntos de obligado cumplimiento durante el transcurso de la misma. Aparte de no rebasar en ningún caso la doble línea amarilla que delimita la pista, se prohibía terminantemente empujarse en las curvas, bajo amenaza de penalización.
Además, después del increíble final de la carrera de abril, para esta cita se reducía el diámetro de los orificios de las placas restrictoras, con el objeto de disminuir en cierta medida la velocidad máxima, y aumentar la seguridad.

3904aTodo estaba preparado para el gran espectáculo.
A la una y veinte de la tarde se ponía en marcha la carrera, comandada por los Chevrolet nº 48 y nº 5 de Johnson y Martin. Pese a salir desde la segunda posición, la primera vuelta era liderada por Mark Martin, que se metía al bolsillo los 5 primeros puntos de bonificación.

En la vuelta 4, primer incidente del día, protagonizado por Paul Menard, que pinchaba un neumático y golpeaba el muro, pillando a su paso a Joe Nemecheck.

Tras la neutralización, la carrera se relanzaba con el Dodge nº 2 de Kurt Busch en cabeza.
Precisamente el piloto de Las Vegas iba a ser el protagonista del siguiente incidente, cuando en la vuelta 49, mientras algunos pilotos entraban a boxes a hacer su parada bajo bandera verde, también reventaba su rueda trasera derecha y se daba un paseo por el césped, delante de la tribuna principal.

Kurt Busch Talladega

Tras el nuevo reinicio, las consignas de la NASCAR se hacían notar. La amenaza de penalización a los pilotos que utilizasen el Bump-Drafting en las curvas, propiciaba que todos los participantes se lo tomaran con calma, y viéramos una extraña carrera con 43 coches en fila de a uno, durante un gran número de vueltas.

Varios pilotos hacían comentarios irónicos sobre lo aburrida que estaba siendo la prueba. Sin ir más lejos, Tony Stewart decía a su jefe de equipo que le despertase cuando pasara algo, mientras rodaba en mitad de la fila a unos 300 km/h.

La vuelta 105 nos deparaba otra bandera amarilla, esta vez debida a suciedad en la pista, Tras el consiguiente paso por boxes, la carrera se relanzaba con el Toyota nº 11 de Denny Hamlin en cabeza, seguido de cerca por Joey Logano y Robby Gordon. Mientras, el máximo aspirante al título continuaba agazapado en la parte trasera del pelotón, realizando una carrera muy conservadora.

En la vuelta 137, el motor del Toyota de Hamlin decía basta, y este debía retirarse a su garaje, después de haber liderado 11 vueltas. Era el primero de los pilotos participantes en el Chase que decía definitivamente adiós al campeonato.

Talladega RaceSegún se acercaban las vueltas finales, la carrera se animaba un poco más, y se volvía a ver la típica imagen de tres filas de coches rodando en paralelo.

En esos instantes finales, la tensión iba en aumento, hasta que en la vuelta 183, a tan solo 5 del final, un toque entre varios pilotos provocaba que el Chevrolet nº 39 de Ryan Newman saliese trompeado hacia el interior. Debido a la velocidad y a la falta de aerodinámica al derrapar de forma lateral, se elevaba unos metros del suelo para caer boca abajo encima del capó de Kevin Harvick.

Como consecuencia del brutal accidente, los comisarios ondeaban la bandera roja, y se interrumpía la carrera durante varios minutos, hasta que las asistencias lograban sacar del coche a Newman, que afortunadamente no sufrió ningún daño.

En esos momentos, varios coches que tenían el combustible justo para llegar al final, debían de pasar por la línea de boxes a repostar. Incluso el Chevrolet nº 24 de Jeff Gordon debía ser empujado hasta el pit lane por una de las grúas del circuito.

El reinicio, con 2 vueltas por disputar, nos dejaba a Jamie McMurray como líder, seguido por Brian Vickers, Kasey Khane y un activo Joey Logano.

Justo antes de cruzar bajo la bandera blanca que señalaba la última vuelta, Kurt Busch perdía el control en la fila exterior al ser empujado por Brad Keselowski. Al girar hacia la izquierda no podía evitar arrastrar a varios participantes, provocando una melé de 13 coches, entre los que estaban pilotos importantes como Jeff Gordon, Juan Pablo Montoya, Tony Stewart y Mark Martin, que incluso volcó debido al impacto.

Martin Talladega

La consiguiente bandera amarilla de neutralización daba la victoria a Jamie McMurray, por delante de Kasey Khane y Joey Logano.

McMurray TalladegaPor detrás, y después de rodar toda la carrera escondido en las últimas plazas, Jimmie Johnson terminaba en sexta posición, gracias a su paso por boxes para repostar una pequeña cantidad de combustible, que le permitió remontar alguna posición.

Junto al pobre resultado de sus rivales, Johnson sale reforzado de Talladega, y se encamina con paso aún más firme hacia su cuarto título consecutivo.

En la clasificación no se han producido grandes variaciones, aunque cabe destacar el ascenso de Juan Pablo Montoya hasta la cuarta posición, tras adelantar a Tony Stewart.

Lo que si dará mucho que hablar es lo ocurrido este fín de semana en Talladega. Los intentos de la NASCAR por reforzar la seguridad, lo único que han conseguido es que veamos una carrera aburrida en muchos momentos, para terminar contemplando los mismos brutales accidentes que se quieren evitar. Muchos pilotos han mostrado su enfado ante lo ocurrido, y veremos si próximamente se introducen más cambios en las carreras con placa restrictora, tanto en Daytona como en Talladega.

La próxima semana volvemos a uno de los circuitos más rápidos del campeonato, el Texas Motor Speedway.

Clasificación
1º – (—) Jimmie Johnson: 6248
2º – (—) Mark Martin: -184
3º – (—) Jeff Gordon: -192
4º – (+1) Juan Pablo Montoya: -239
5º – (-1) Tony Stewart: -279
6º – (—) Kurt Busch: -312
7º – (+1) Greg Biffle: -340
8º – (-1) Ryan Newman: – 402
9º – (+2) Kasey Khane: – 414
10º – (—) Carl Edwards: – 437
11º – (-2) Denny Hamlin: – 448
12º – (—) Brian Vickers: -551

Fin de Entrada

Anuncios

~ por Mikel en 2 noviembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: