Kurt Busch encuentra petróleo en Texas.

Chase LogoEl pasado fin de semana, el Texas Motor Speedway acogía la actuación estelar de los Busch Brothers. Desde el viernes hasta el domingo, los dos hermanos de Las Vegas han dominado completamente las 3 pruebas de las Series Nacionales de la NASCAR.

Tanto el viernes en la carrera de la Camping World Truck Series, como el sábado en la prueba de la Nationwide Series, Kyle se llevaba la victoria, demostrando su superioridad, y dejando al alcance de su mano ser el primer piloto de la historia en ganar las 3 categorías el mismo fin de semana.

Pero el domingo la mala suerte se cebaba con él, y era su hermano mayor Kurt quien ponía la guinda a la magnífica actuación de la familia Busch.

Texas PrevioTras lo sucedido en Talladega, la Dickies 500 se presentaba como una buena oportunidad para que Jimmie Johnson dejara el campeonato prácticamente sentenciado. El de Fort Worth era un circuito propicio para ello, porque al ser tan rápido y exigente con las mecánicas, los hombres de Hendrick Motorsport partían como favoritos, aunque el piloto del Chevrolet nº 48 no se había cansado de repetir durante los días previos que en la NASCAR todo es posible, y que aún no había nada decidido. Pronto se iba a demostrar que tenía toda la razón.

Dejando patente su buen estado de forma de final de temporada, era el Chevrolet nº 24 de Jeff Gordon quien se hacía con la Pole Position, al ser el más rápido en la sesión clasificatoria del viernes.

Con el veterano grupo de rock ZZ Top pronunciando las famosas palabras “Gentlemen, Start your engines”, los 43 participantes de la prueba tejana ponían en marcha los motores.

Texas Gordon PolePasadas las 3 y media de la tarde Jeff Gordon aceleraba para pasar bajo la bandera verde y comenzar la carrera, logrando mantenerse en cabeza la primera vuelta.

La sorpresa del día, y de lo que llevamos de Chase, no iba a tardar mucho en llegar.

Cuando todavía no se había completado la tercera vuelta, Sam Hornish Jr. perdía el control de su Dodge y golpeaba al Chevrolet nº 48 del líder de la general, que en ese momento le adelantaba por fuera. El contacto enviaba a Johnson contra el muro exterior, saliendo rebotado y golpeando también el muro interior. Ambos impactos producían graves daños en la suspensión del nº 48, que lo obligaban a retirarse a su garaje para realizar las reparaciones necesarias lo antes posible.

Texas 48 Garage

El reinicio en la vuelta 8 nos dejaba una carrera diferente, donde los mejores de la general tenían la oportunidad de volver a soñar con el campeonato. Gordon seguía en cabeza, seguido por Kurt Busch, Kasey Kahne, Tony Stewart y Kyle Busch.

Busch BrothersEn la vuelta 12 iba a empezar el show de los Busch. El Dodge nº 2 de Kurt adelantaba a Jeff Gordon y se colocaba en cabeza, mientras su hermano Kyle iba ganando posiciones por detrás.

Después del paso por boxes de todos los participantes bajo bandera verde, era el Toyota nº 18 del pequeño de los Busch quien se colocaba en cabeza de carrera, seguido de cerca por su hermano Kurt.

Tras una nueva neutralización, provocada otra vez por Hornish Jr., la noche iba a caer sobre el Texas Motor Speedway, bajando la temperatura y variando notablemente las condiciones de la pista.

En la vuelta 134, el Chevrolet nº 48 retornaba a la carrera, con 117 vueltas perdidas, pero con la meta de terminar como fuera y arañar la máxima cantidad de puntos posible, mientras por delante, sus compañeros de equipo Jeff Gordon y Mark Martin, luchaban por mantenerse en las posiciones avanzadas del pelotón.

Johnson Texas

Después de un nuevo paso por boxes en régimen de bandera verde, y una neutralización por suciedad en la pista, en la vuelta 174 se producía otra sacudida dentro del grupo de pilotos que luchan por el campeonato. Juan Pablo Montoya perdía el control de su Chevrolet debido a las turbulencias, e impactaba contra el Ford nº 99 de Carl Edwards. Ambos coches golpeaban el muro, y provocaban que Jeff Gordon perdiera el control y trompeara, aunque por suerte para el, sin golpearse con nada. El peor parado era Montoya, que debía retirarse a su garaje, diciendo adiós a las pocas opciones que le quedaban de ganar el campeonato.

Gordon Crash Texas

La bandera verde volvía a ondear en la vuelta 181 sin cambios importantes en las primeras plazas. Los hermanos Busch continuaban con su dominio, mientras Dale Earnhardt Jr., y David Reutimann se dejaban ver en las posiciones delanteras.

La última neutralización de la carrera se producía en la vuelta 206, al golpear el muro Reed Sorenson. Todos los pilotos entraban a boxes a repostar, con la idea de que podría ser la última parada, aunque todavía restaba un tramo importante de carrera.

A 50 vueltas del final, los jefes de equipo hacían sus cálculos e informaban a sus pilotos, pidiéndoles en todos los casos que ahorrasen la mayor cantidad posible de combustible. En ese instante, Kurt Busch era avisado de que iba 2 vueltas corto de carburante.

En la vuelta 315, a menos de 20 para concluir la Dickies 500, pilotos como Greg Biffle, Tony Stewart o Matt Kenseth debían pasar por boxes a realizar un último repostaje. En cambio, el líder de la prueba, Kyle Busch decidía continuar sin pasar por el pit lane.

A 10 vueltas para el final, el equipo del Dodge nº 2, en segunda posición en ese momento, informaba a su piloto que, según sus estimaciones, el Toyota nº 18 iba a quedarse sin combustible a 3 vueltas del final.

Kurt Busch Wins TexasY efectivamente, es lo que ocurrió. En la vuelta 330, Kyle Busch decía adiós al sueño de ganar las 3 pruebas del mismo fin de semana, y debía entrar en el pit lane a repostar, cediendo la primera posición a su hermano Kurt, que lograba ahorrar el combustible suficiente para dar dos vueltas más y cruzar la meta, ganando la carrera. A continuación veían la bandera a cuadros el Toyota nº 11 de Denny Hamlin, segundo, y el Ford nº 17 de Matt Kenseth, que acertaba con su entrada a boxes unas vueltas antes y lograba una meritoria tercera posición.

El terremoto que todos los aficionados esperábamos por fin se ha producido, y para las 2 carreras que faltan las diferencias entre los primeros se han visto bastante reducidas.

Tras la trigésimo octava posición final de Jimmie Johnson, Mark Martin se sitúa a tan solo 73 puntos al terminar cuarto en Texas. Jeff Gordon, decimotercero al final, está ahora a 112 puntos de distancia de su compañero de equipo.

Pero el que ha dado un gran vuelco a su situación ha sido el ganador, Kurt Busch, que ha remontado 2 posiciones y además, se mete de nuevo en la lucha por el campeonato. Junto a ellos, Tony Stewart está al acecho, a 178 puntos de la cabeza.

A partir de ahí, las opciones del resto de pilotos son mínimas o inexistentes, por lo que el campeonato en estos momentos es cosa de cinco.

La siguiente cita, Phoenix, penúltima del campeonato 2009.

Clasificación:
1º – (—) Jimmie Johnson: 6297
2º – (—) Mark Martin: – 73
3º – (—) Jeff Gordon: – 112
4º – (+2) Kurt Busch: – 171
5º – (—) Tony Stewart: – 178
6º – (-2) Juan Pablo Montoya: -236
7º – (—) Greg Biffle: – 247
8º – (+3) Denny Hamlin: – 322
9º – (-1) Ryan Newman: – 324
10º – (-1) Kasey Khane: – 399
11º – (-1) Carl Edwards: – 440
12º – (—) Brian Vickers: -520

Fin de Entrada

Anuncios

~ por Mikel en 10 noviembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: